Hemos pasado todo un mes con un SsangYong Korando, pero no un SsangYong Korando cualquiera. Nuestra unidad estaba adaptada por la propia firma a GLP lo que nos ha permitido tanto circular empleando gasolina como el propio GLP, aumentando considerablemente la autonomía además de recudir el precio de cada repostaje, ¿nos habrá convencido este SsangYong Korando adaptado a GLP?

En 2013 SsangYong presentó el lavado de cara de este modelo

prueba_SsangYong_Korando_GLP_QM_2015_6

Hace 2 años SsangYong presentó un importante lavado de cara para un Korando que mejoraba notablemente. En 2014 se inició su puesta de largo en España ofreciéndonos un nuevo conjunto de ópticas tanto delanteras como traseras bastante favorecedoras, una nueva parrilla, un nuevo paragolpes delantero, su capó, llantas y retrovisores además de añadirse nuevos tonos de pintura a la paleta de colores disponible.

Más allá de estos cambios exteriores nos encontramos con un profundo cambio interior en el que aparece un salpicadero de nuevo diseño, nuevos materiales, una nueva pantalla para el climatizador, mejores plásticos en sus puertas y una nueva tapicería de tela.

El SsangYong Korando en cifras:

prueba_SsangYong_Korando_GLP_QM_2015_10

Antes de entrar en valoraciones, cifras que debemos tener presentes del SsangYong Korando:

Cuenta con una longitud de 4.410 mm, una anchura de 1.830 mm y una altura de 1.710 mm si contamos los rieles del techo. Su distancia entre ejes es de 2.650 mm. Su altura libre al suelo es de 180 mm. Su maletero es de 486 litros. Abatiendo los asientos aumenta su capacidad hasta los 1.313 litros. Su peso, según versiones, oscila entre los 1.612 kg y los 1.767 kg. Tiene 5 años de garantía (o 100.000 km).

¿Con que motores está disponible el SsangYong Korando?

prueba_SsangYong_Korando_GLP_QM_2015_7

La gama del SsangYong Korando se encuentra disponible con una única mecánica gasolina y dos alternativas diésel.

Por un lado tenemos el G20, un bloque gasolina de 2 litros de cubicaje con 149 caballos y un par de 197 Nm, disponible sólo con cambio manual y tracción delantera. Esta es la mecánica de nuestra unidad, aunque obviamente ha sido debidamente adaptada a su uso con GLP. Esta motorización registra un consumo medio de 7.5 l/100 km.

En cuanto a las mecánicas diésel nos encontramos con el D20T, un propulsor de 2 litros turbodiésel de 4 cilindros, disponible con dos niveles de potencia, 149 o 175 caballos con un par de 360 Nm en ambos casos. Esta alternativa está disponible con tracción delantera o tracción total en ambas versiones, con cambio manual en el caso del 149 caballos y sólo con cambio automático en el caso de la versión de 175 caballos.

Cara a cara con el SsangYong Korando y su motor GLP

prueba_SsangYong_Korando_GLP_QM_2015_11

Sin duda los cambios estéticos del lavado de cara le sentaron realmente bien al crossover compacto de SsangYong, un crossover, que tiene que hacer frente a alternativas como el Nissan Qashqai, al KIA Sportage, al Toyota RAV4... una larga lista de rivales de lo más competitivos.

Adentrarnos en su habitáculo implica encontrarnos con una buena muestra de habitabilidad, un buen espacio tanto en las plazas delanteras como traseras, favorecidas por el suelo plano, que se ven además correspondidas con un buen nivel de huecos portaobjetos y un más que correcto maletero.

prueba_SsangYong_Korando_GLP_QM_2015_2

Este espacio interior se convierte en una de las principales virtudes frente a algunas de las alternativas antes mencionadas adoleciendo frente a estas de un diseño exterior e interior que se siente menos fresco.

Sus suspensiones nos ofrecen una configuración bastante confortable, aunque en curva hace ademán de cierto balanceo mientras que su dirección, cómoda en ciudad, se torna poco directa y falta de comunicación en el paso por curva, dolencias que sin embargo quedan mitigadas si tenemos en cuenta que quien busca un modelo de estas características no se va a enfrentar a terrenos sinuosos con el crono entre las manos.

prueba_SsangYong_Korando_GLP_QM_2015_12

En ciudad se torna un perfecto luchador, no demasiado grande, aunque tampoco pequeño y muy capaz de solventar con soltura la batalla diaria. Fuera del asfalto también se muestra capaz y salvo por contar con una tracción 4X2, transmitiéndose la potencia al eje delantero, nos ofrecerá una buena respuesta ante pistas de tierra o con el asfalto roto gracias a una buena distancia libre respecto al suelo y a ese tarado blando de suspensiones.

En cuanto a la respuesta de su mecánica nos encontramos con que este bloque gasolina responde con una pausada entrega, suave pero echando en falta un desempeño mayor. Mueve de manera correcta el coche, pero en determinadas ocasiones se echará en falta un mejor respuesta. En este sentido la alternativa diésel nos ofrece una mejor solución gracias a su mayor par.

prueba_SsangYong_Korando_GLP_QM_2015_5

Pero... ¿y qué pasa con el GLP?

La activación del GLP se lleva a cabo desde un sencillo botón al que le acompañan una serie de luces LED que nos ayudan a saber el nivel de carga disponible. Como viene siendo habitual el almacenaje del GLP se lleva a cabo en un depósito circular que ocupa el espacio de la rueda de repuesto, sustituida ahora por un kit reparapinchazos.

En la página web de la Asociación Española de Operadores de Gases Licuados del Petróleo puedes consultar un mapa con todas las estaciones de servicio que ofrecen este combustible que se rellena a través de una boca independiente y en surtidores específicos.

prueba_SsangYong_Korando_GLP_QM_2015_3

La ventaja práctica es poder repostar con un coste considerablemente menor. Por ejemplo en la estación de servicio a la que recurrimos durante esta prueba, situada en la estación de autobuses de Mendez Alvaro, el precio era de 0.66 euros el litro. Además tampoco podemos perder de vista el hecho de que disponiendo de dos depósitos de combustible la autonomía es bastante más abultada.

Más allá de estos beneficios prácticos también debemos ser conscientes de que es un combustible más limpio. Emite menos CO2 y emite menos partículas y unas cifras menores de NOx.

Desde luego si tienes una estación de servicio cercana con este tipo de combustible, un coche gasolina y realizas un kilometraje alto es una excelente opción a considerar. Perderás algo de capacidad de carga y tendrás que realizar la inversión inicial para instalarlo, pero repostando a 0.66 €/L podrás recuperar la inversión en un periodo relativamente corto, más aún si el consumo de tu coche es abultado, algo que podemos extender al SsangYong Korando de nuestra prueba.

Dinámicamente no se notan diferencias entre funcionar circulando con GLP o funcionar empleando gasolina.

¿Cuánto cuesta este modelo?¿Cómo queda conformada la gama del SsangYong Korando?

prueba_SsangYong_Korando_GLP_QM_2015_13

Como ya vimos en el artículo “¿Cuánto cuesta el SsangYong Korando adaptado a GLP que estamos probando?” nuestra unidad tiene un precio de 22.100 euros, precio fruto de la suma de los 20.300 euros de la versión “de serie” y los 1.800 euros de la adaptación al GLP. A este precio le debemos restar una campaña de 2.000 euros, por lo que el precio final es de 20.100 euros.

La gama del SsangYong Korando queda conformada de la siguiente forma:

Versión Precio Precio en promoción
Gasolina 149 cv Line 18.450 euros 16.450 euros
Gasolina 149 cv Sport 20.300 euros 18.300 euros
Diésel 149 cv 4X2 Premium 22.000 euros 20.000 euros
Diésel 149 cv 4X2 Limited 24.000 euros 22.000 euros
Diésel 175 cv 4X2 Limited Automático 25.500 euros 23.500 euros
Diésel 149 cv 4X4 Premium 24.000 euros 22.000 euros
Diésel 175 cv 4X4 Limited Automático 28.500 euros 26.500 euros