¿Qué es un crossover? Es el automóvil de moda en los últimos años, un coche con carrocería alta, rasgos de todoterreno, pero concebido esencialmente para carretera. Prácticamente existe un crossover para cada tipo de cliente con un extenso rango de precios, tamaños y enfoques, los hay potentes, los hay lujosos y los hay muy modestos. Pero sin lugar a dudas el concepto que está en auge en estos momentos es el del pequeño crossover, el del Nissan Juke, el Peugeot 2008 y el Renault Captur. Tampoco nos olvidaremos del último en llegar, el Ford EcoSport.

 

Un crossover pequeño es un coche con rasgos de todoterreno pero creado para la carretera

La moda y la estética condicionarán nuestra decisión de compra, es inevitable, pero al menos debemos ser conscientes de las ventajas y los inconvenientes de estos automóviles que generalmente son más caros de los turismos equivalentes en sus marcas, los Nissan Micra, Peugeot 208 y Renault Clio y más baratos que compactos como el Peugeot 308 o el Renault Mégane. ¿Qué debería preguntarme antes de comprarme un pequeño crossover?

 

¿Necesito un coche muy espacioso?

La carrocería alta de un pequeño crossover presenta grandes ventajas si lo que necesitamos es espacio, cuentan con maleteros espaciosos y accesibles por la altura de la boca de carga y que esta se presente casi a ras del suelo del maletero. No obstante, el maletero de un compacto cualquiera o un pequeño monovolumen es tan espacioso (y habitualmente más) que el de estos. De los ejemplos anteriormente mencionados, el del Nissan Juke es con diferencia el maletero más pequeño de su categoría.

 

¿Me resulta cómodo conducir a una altura elevada?

Muchos clientes satisfechos con un SUV o un crossover apuntan a su puesto de conducción, generalmente elevado, que facilita el acceso para tomar asiento y el control de la carretera. Para no llevarnos sorpresas, es recomendable probar el coche antes de comprarlo, también sentarse en los modelos de exposición de los concesionarios y jugar con la posición del volante, comprobar si este tiene ajuste en altura y longitud, y la base del asiento y su respaldo. Los pequeños monovolúmenes también suelen ofrecer un puesto de conducción elevado, similar al de un crossover. Tampoco hay que descuidar la visibilidad, aunque un puesto elevado resulte cómodo en carretera, no siempre es lo idóneo para maniobrar en ciudad. Si la visibilidad posterior no ayuda, tal vez tengamos que considerar como un extra indispensable el sensor de aparcamiento trasero o incluso una cámara de aparcamiento.

crossover-b-suv324

 

¿Entre mis prioridades está lograr un consumo bajo y ahorrar en mantenimiento?

Si nos hemos propuesto gastar poco en combustible, en labores básicas de mantenimiento y en sustitución de elementos de desgaste, por ejemplo neumáticos, no debemos olvidarnos de que un crossover suele tener un coste ligeramente superior al del turismo equivalente. Hoy en día, la nueva generación de motores diésel y gasolina, son realmente ahorradores y la penalización por aerodinámica y peso de un crossover suele rondar las décimas de litro a los 100 kilómetros. No es demasiado. La diferencia será considerablemente mayor si optamos por un modelo con tracción a las cuatro ruedas, incluso teniendo en cuenta que estos coches funcionan habitualmente como un 4x2 (con tracción delantera). Eso es algo que no debemos olvidar. También resulta recomendable consultar el precio de unos neumáticos con las medidas del coche, antes incluso de comprarlo, para evitar sorpresas llegado el momento de sustituir las gomas.

 

¿Valoro una conducción ágil y segura?

En tanto los crossover han sido pensados para una conducción de carretera, las suspensiones han sido construidas en consecuencia para contener las inercias de una carrocería más alta y un centro de gravedad elevado. En cualquier caso ningún crossover es tan ágil como el utilitario o el compacto del que se deriva. Eso se aprecia en el balanceo en curvas lentas, al entrar en una rotonda, por ejemplo, y en el cabeceo cuando aceleramos y frenamos. Si primas una conducción ágil a todo lo demás, probablemente un crossover no colme tus expectativas y si eres capaz de asumir el handicap, al menos es interesante que conozcas este aspecto.

nissan-juke-1-6-dig-t-08-1024x680

 

¿Necesito un coche para el campo?

No nos engañemos, un crossover no es el vehículo ideal para el campo, ni un todoterreno, pero sí una alternativa estupenda para ir cómodos por caminos, carreteras mal pavimentadas o incluso afrontar obstáculos con seguridad. La altura libre al suelo y un mayor recorrido de las suspensiones y los pasos de rueda, ayudan a que la experiencia en campo no sea la de un todoterreno, pero sí mejor que la de cualquier turismo. Probablemente esta sea la razón más importante para escoger un crossover y el aspecto que marca la diferencia frente a un monovolumen o un compacto.

En este punto hay que tener en cuenta que aumentando el tamaño de llanta no vamos a mejorar (sino todo lo contrario) el confort y las habilidades en campo, también que ciertos modelos equipan opcionalmente neumáticos mixtos para campo (M+S). Aunque la tracción total sea interesante para su uso en campo, habitualmente con un neumático mixto es más que suficiente para conducir con garantías por terrenos complicados y resbaladizos (nieve y barro). Si no vamos a salir de la carretera, deberíamos desechar la idea de utilizar un neumático mixto.

nissan-juke-1-6-dig-t-08-1024x680

 

Sé consciente de las ventajas del crossover que has elegido

Por último, me gustaría destacar que cada crossover tiene unas características que lo diferencian de turismos y compactos.

  • El Nissan Juke destaca por contar con una alternativa 4x4 e incluso una versión deportiva NISMO realmente potente. También por una dotación tecnológica muy elevada, que por supuesto está disponible con los niveles de equipamiento más caros. Ver precios y versiones del Nissan Juke.
  • Del Renault Captur podríamos destacar su aptitud jovial (acabados coloridos, pintura bicolor) y detalles para un uso familiar con niños pequeños (espacios portaobjetos, tapicerías desenfundables mediante cremallera para facilitar su lavado). Ver precios y versiones del Renault Captur.
  • El Peugeot 2008, además de ser realmente espacioso y cómodo, dispone en sus niveles de equipamiento más avanzados de puntos muy a su favor en conducción campera, tales como neumáticos mixtos de serie y un sistema que mejora la tracción mediante la electrónica. Ver precios y versiones del Peugeot 2008.
  • El Ford EcoSport es el último en llegar, pero no por ello menos interesante. Destaca por costarnos lo mismo independientemente de que lo escojamos diésel o gasolina. Destaca por su alto equipamiento de serie, que incluye llantas de 17", sistema de entretenimiento con alta conectividad, asientos de piel y climatizador. Ver precios y versiones del Ford EcoSport.