Los coches híbridos enchufables siguen siendo una especie rara en nuestro parque automovilístico, a pesar de que la tecnología necesaria para construirlos está disponible desde hace algún tiempo. Las razones de su falta de proliferación son la falta de puntos de recarga y el alto coste de las baterías necesarias para que tengan sentido.

Un híbrido enchufable (PHEV, según sus siglas en inglés) requiere una capacidad de almacenamiento de energía muy superior a la de un híbrido convencional para que sea razonable molestarse en cargarlo. Esto significa que han de llevar baterías en abundancia para poder desplazarse en modo eléctrico durante decenas de kilómetros, lo que encarece sustancialmente el precio del coche al mismo ritmo que lo hace más pesado.

Dicho esto, si tenemos un punto de recarga en nuestro garaje y más aún si tenemos otro en el trabajo, este formato de propulsión puede convertirse en un eléctrico puro durante la semana (con el silencio y el posible ahorro que ello supone, además de la ausencia de contaminación) sin dejar de ser un coche perfectamente apto para cualquier viaje de fin de semana o vacaciones.

Si la fórmula te interesa y quieres repasar la oferta de híbridos enchufables en España, por aquí te dejamos una guía de compra con los modelos disponibles y sus cualidades más destacadas.

Audi Q7 e-Tron PHEV

 El Audi Q7 e-tron quattro es uno de los vehículos más lujosos que el dinero puede comprar, enchufable a una toma de corriente.

Su planta motriz cuenta con un motor diésel V6 3.0 TDI de 258 CV que, combinado con el motor eléctrico, alcanzan en conjunto un total de 373 CV de potencia máxima. La aceleración de 0 a 100 km/h se alcanza en 6,2 segundos, mientras que la velocidad máxima es de 230 km/h. Oficialmente dispone de unos más que destacables 56 kilómetros de autonomía eléctrica, aunque en el mundo real lo más probable es que sea difícil alcanzarlos.

El Audi Q7 cuenta con tracción permanente quattro, un sistema mecánico que conecta ambos ejes, al contrario que su gran rival el Volvo XC90 cuya tracción integral está basada en que cada motor mueve un eje de forma independiente.

Lo más destacado del Audi Q7 e-tron quattro es posiblemente su calidad de construcción y su diseño interior. Se trata de un coche enorme con 7 plazas reales (ver guía con todos los SUV de 7 plazas) y cuenta con un excelente comportamiento en carretera a pesar de superar los 2.000 kg en esta versión.

Consigue el mejor precio para el Audi Q7 e-Tron PHEV

Porsche Cayenne S Hybrid

El Porsche Cayenne S E-Hybrid apuesta por la “eficiencia” a base de integrar un motor eléctrico y un pack de baterías en su planta motriz. El conjunto alcanza una potencia de 416 CV combinados (el motor térmico alcanza los 333 CV mientras que el eléctrico aporta otros 95 CV de entrega inmediata.

Las prestaciones siguen siendo de infarto, con una aceleración de 0-100 km/h en 5,9 segundos y una velocidad máxima de 243 km/h.

El pack de baterías permite alcanzar una autonomía eléctrica de algo más de 30 km, lo suficiente para circular en silencio por ciudad y aprovechar las recargas nocturnas para minimizar el consumo entre calles.

El principal problema y el principal rival del Cayenne Hybrid es el Cayenne convencional, ya que por precio y ahorro energético es difícil que nos llegue a compensar la adquisición del modelo híbrido frente al diésel, que además consumirá bastante menos en carretera. Tal vez el confort de marcha que supone ese silencio absoluto en detenciones y la entrega de potencia instantánea y contundente del motor eléctrico sí puedan justificar la compra, pero con los números en la mano no parece muy viable de momento.

Consigue el mejor precio para el Porsche Cayenne S Hybrid

Porsche Panamera S E-Hybrid

El Porsche Panamera S E-Hybrid pretende ofrecernos lo mejor de dos mundos: el silencio y el consumo de un híbrido enchufable combinado con las prestaciones de una planta motriz demoledora. Con un motor térmico de 330 CV y el par instantáneo de un eléctrico de 136 CV, puede ofrecer una potencia máxima combinada de hasta 462 CV para catapultar a esta gran berlina de lujo hasta los 100 km/h en 4,6 segundos. Su autonomía eléctrica puede alcanzar los 51km.

El coche es impresionante por dentro y por fuera, pero si lo sometemos a un análisis más crítico, nos encontramos con una carrocería de 5 m de longitud que se aproxima a las 2,2 toneladas de peso por la sobrecarga que supone el sistema híbrido. Esto lo condena a ser un coche mucho menos visceral y deportivo de lo que la marca pretende hacer ver, y se quedará atrás en cualquier comparativa con sus hermanos térmicos en términos de agilidad y comportamiento.

Su precio, que se mete de lleno en los 6 dígitos, es otro elemento disuasorio frente a sus congéneres de similar potencia y menor masa, de tal forma que nunca podremos lograr amortizarlo a base de consumos. Es una compra poco razonable, aunque como artículo de máximo lujo, silencioso y potente tiene pocos rivales.

Consigue el mejor precio para el Porsche Panamera S E-Hybrid

Mercedes Clase C PHEV

La gama Mercedes de híbridos enchufables se compone del Mercedes Clase C PHEV, el Mercedes GLC PHEV, el Mercedes GLE PHEV y el Mercedes Clase S PHEV. Los tres comparten tecnología híbrida enchufable, aunque con diferentes dosis de baterías y motor eléctrico según el tamaño y el peso de cada uno.

El Mercedes Clase C híbrido enchufable puede recorrer hasta 31 km en modo eléctrico puro, a una velocidad de hasta 130 km/h. Cuenta con un motor de gasolina de 211 cv que se complementa con un motor eléctrico capaz de recuperar energía en la frenada, recargarse en una toma de corriente y mover el vehículo a bajas velocidades, especialmente en ciudad.

El Mercedes GLC híbrido enchufable cuenta con un motor de gasolina de 211 cv que se complementa con un motor eléctrico de 116 cv que moverá el el vehículo a bajas velocidades, especialmente en ciudad. Su autonomía eléctrica es más que suficiente para pequeños trayectos urbanos.

El Mercedes GLE híbrido enchufable puede recorrer hasta 30 km en modo eléctrico a una velocidad de hasta 120 km/h. Su motor de gasolina es un V6 con 333 cv de potencia, acompañado de un motor eléctrico de 85kW. Las prestaciones de este modelo son bestiales, y se ve limitado únicamente por su gran masa y superficie frontal.

El Mercedes Clase S PHEV comparte motorización con el GLE, pero mejora sus cifras de consumo gracias a una aerodinámica mucho más favorable. El Clase S híbrido se puede considerar el escaparate tecnológico de la marca.

Consigue el mejor precio para el Mercedes Clase C PHEV

Mitsubishi Outlander PHEV

El Mitsubishi Outlander PHEV es pionero como SUV híbrido enchufable con tracción integral, aunque también cuenta con una versión turbodiésel convencional.

El que nos interesa aquí es el PHEV, cuya planta motriz consta de un motor térmico de 121 CV y dos eléctricos (uno por eje) de 41 CV cada uno. La cifra total de potencia combinada es de 203 CV y la tracción integral se consigue sin conexión física entre los ejes.

La autonomía en modo eléctrico es de unos 50 km (en el mejor de los casos) y su principal baza aparte del silencio de marcha, agrado y economía de conducción, son las 7 plazas de las que disfruta el Outlander. Se trata de un coche familiar amplio, silencioso, confortable y muy bien equipado, aunque el sobreprecio que mantiene frente al diésel será muy difícil de amortizar a base de ahorros en combustible.

Puede ser un coche interesante como familiar con 5 + 2 plazas (las traseras son de emergencia para niños y se comen totalmente el maletero) con una estética SUV muy de moda desde hace años y la posibilidad de sacarnos de un apuro sobre nieve con su tracción 4x4.

Consigue el mejor precio para el Mitsubishi Outlander PHEV

Volkswagen Golf GTE PHEV

El Volkswagen Golf GTE promete prestaciones de GTI con consumo inferior al de un diésel, al menos esa es la idea. El planteamiento motriz híbrido enchufable está compuesto por un motor térmico de gasolina con 150 CV y uno eléctrico con 102 CV, cuya potencia máxima conjunta está limitada a 204 CV, suficientes para acelerar de 0 a 100 en 7,6 s.

La autonomía en modo eléctrico ronda los 50 km y el tiempo de recarga en un enchufe convencional se queda justo por debajo de las 4 horas, haciendo muy factible un uso eléctrico puro en ciudad día tras día, con lo que ello implica en ahorro y en confort. A la hora de salir a carretera, dispondremos de un coche muy potente aunque ya no tan económico en la medida en que pretendamos extraer todo su potencial.

El Golf GTE cuenta con multitud de opciones de conducción desde las más económicas hasta las más deportivas, desde las más eléctricas hasta las más térmicas, con poca retención eléctrica o con retención extra... convirtiéndolo en el perfecto juguete para los amantes de la tecnología que quieran explorar todas las posibilidades. Al final, el modo automático de gestión de la planta motriz será el que se imponga en la práctica totalidad de los casos, por comodidad y por lo bien que funciona.

Consigue el mejor precio para el Volkswagen Golf GTE PHEV

Coches pequeños para ciudad 2017: todos los modelos y precios
Coches pequeños para ciudad 2017: todos los modelos y precios

¿Estás pensando en comprarte un coche pequeño para la ciudad? En los últimos años la variedad de productos destinados al conductor urbanita, el que busca una opción asequible y cómoda para moverse por la ciudad, ha aumentado considerablemente.

Los criterios más importantes para elegir un coche urbano son precio y tamaño. Si de verdad necesitas un coche por y para la ciudad tendremos que hablar de modelos en torno a los 3,5 metros de longitud, el tamaño de un Fiat 500 o un Renault Twingo. Nos centraremos en este grupo, puesto que si estás pensando en un uso mixto de carretera o ciudad y necesitas un maletero más amplio, ya tendrás que apuntar a una categoría superior, a utilitarios polivalentes del tamaño de un Renault Clio o un Ford Fiesta.

David Garcia

Volkswagen Passat GTE PHEV

El Volkswagen Passat GTE cuenta con una mecánica híbrida enchufable con una potencia máxima de 218 CV que permiten unas prestaciones sobresalientes: pasa de 0-100 km/h en 7,6 segundos y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h.

El pack de baterías del Passat GTE permite un recorrido teórico en modo eléctrico puro de hasta 50 km, lo que lo convierte en un coche eléctrico para los desplazamientos diarios, y al mismo tiempo en un viajero incansable con más de 1.000 km de autonomía total hasta agotar todas sus reservas energéticas.

Si no fuera por su precio algo elevado, y por el hecho de necesitar una instalación en nuestro garaje que añadirá coste adicional, el Passat sería uno de los coches más recomendables para uso mixto en ciudad y carretera, con todas las prestaciones de sus carrocerías berlina y familiar a las que se añade el silencio de marcha absoluto a bajas velocidades y la posibilidad de no consumir ni una gota de gasolina durante muchos días de recargas nocturnas.

Consigue el mejor precio para el Volkswagen Passat GTE PHEV

BMW Serie 3 Hybrid

La gama híbrida de BMW está compuesta por el BMW Serie 2 Active Tourer PHEV, el BMW Serie 3 PHEV y el BMW Serie 7 PHEV y el BMW X5 PHEV. Además de esta serie de modelos que son híbridos enchufables pero claramente derivados de turismos convencionales, existe dentro de la oferta de BMW la gama "i", compuesta por el BMW i3 y por el BMW i8.

El BMW i3 es un eléctrico puro, que puede llevar como opción un diminuto motor térmico como extensor de autonomía, pero no puede considerarse un híbrido propiamente dicho porque el motor que ofrece tracción a las ruedas es eléctrico.

El BMW i8 sí es un híbrido enchufable, aunque está en otra galaxia en cuanto a la integración de una plataforma híbrida en un chasis de materiales compuestos que incluyen fibra de carbono. Se trata de un superdeportivo con el confort acústico de un Prius, las prestaciones de un Porsche 911 y el consumo real de una berlina media. Un coche increíble que convence todavía más al probarlo. Le dedicamos un apartado específico de la guía.

Volviendo a la gama convencional de híbridos, desde el Serie 2 Active Tourer hasta el Serie 7 o el X5, los BMW híbridos están posicionados en la cima de sus gamas, es decir, compiten con las motorizaciones más potentes y los acabados más altos y, consecuentemente, su precio también está en la cima de las gamas respectivas.

Desde un punto de vista puramente económico resulta difícil justificar semejante inversión, sobre todo en una gama como la de BMW que está repleta de brillantes motores turbodiesel que van a consumir bastante menos en carretera con prestaciones similares y un precio mucho menor, pero una vez más las ventajas objetivas de un híbrido (silencio, confort, respuesta instantánea) sí podrían justificar la elección.

Consigue el mejor precio para el BMW Serie 3 Hybrid

BMW i8

El BMW i8 es un revolucionario deportivo híbrido enchufable con puertas de tijera y configuración 2+2. No apto para todos los bolsillos, no apto para todos los gustos y, en definitiva, totalmente revolucionario.

Pocas veces el futuro del automóvil puede tocarse con las yemas de los dedos más claramente que al volante de un BMW i8. Su esquema de propulsión híbrido enchufable está compuesto por un diminuto motor central de tres cilindros y 1,5 litros de cilindrada exprimido hasta los 231 CV que impulsan el eje posterior, combinado con un motor eléctrico que añade otros 131 CV al eje delantero.

Es un auténtico misil con tracción integral y 362 CV combinados, que al volante parecen muchos más.

Es difícil definir lo que resulta más impresionante de este coche, su estructura de fibra de carbono combinada con polímeros, su espectacular diseño exterior (más convencional en el interior), tal vez sus prestaciones muy por encima de lo que se podría esperar con ese nivel de potencia... Su autonomía en modo eléctrico alcanza unos 30 km, suficientes para ir al trabajo sin quemar una sola gota de combustible.

Conducirlo es sorprenderse a cada rato con el silencio y economía de conducción que ofrece, al tiempo que puede catapultarte hasta velocidades obscenas en segundos sin cambio aparente de marchas y con una instantaneidad sólo al alcance de motores eléctricos.

Un 2 + 2 poco práctico, casi carente de maletero, pero espectacular mucho más allá de su aspecto. El futuro de los superdeportivos empieza aquí.

Consigue el mejor precio para el BMW i8

Volvo V60 Twin Engine

El Volvo V60 híbrido enchufable combina un potente motor turbodiésel D5 con 220 CV conectado a las ruedas delanteras con un motor eléctrico de 70 CV que impulsa el eje trasero. Esta combinación lo convierte en un 4x4 con hasta 290 CV combinados.

El V60 es un coche muy exclusivo y su precio supera holgadamente los 60.000 €. El sobreprecio con respecto al D5 con el mismo motor térmico pero sin motor eléctrico ni baterías es abismal, de forma que su compra sólo se justifica si nos enamora el coche y el concepto, pero no por razones económicas.

La carestía del motor diésel, las baterías y la instalación técnica de la tracción trasera explican el sobrecoste para la marca, pero probablemente no justifiquen el sobreprecio para el usuario.

Su autonomía en modo eléctrico es de unos 50 km, lo suficiente para realizar cualquier trayecto urbano en completo silencio y sin emisiones. Sólo está disponible con carrocería familiar, probablemente por la pérdida de maletero que supone el conjunto de baterías y el motor sobre el eje trasero.

Consigue el mejor precio para el Volvo V60 Twin Engine

Volvo XC90 T8 Twin Engine

El Volvo XC90 T8 Twin Engine es la máxima expresión de la gama XC90. Su planta motriz, que comparte con el Volvo S90 T8 PHEV cuenta con un motor de gasolina que desarrolla 320 CV e impulsa únicamente las ruedas delanteras, combinado con un segundo motor eléctrico de 82 CV que se encarga del eje trasero y lo convierte en un 4x4 a demanda. La potencia máxima conjunta asciende a 407 CV, propiciando unas prestaciones muy notables.

La autonomía en modo eléctrico puro supera los 40 km gracias a una batería de 9,2 kWh que puede ser recargada a través de una toma de corriente. Con ello, el XC90 se convierte en un urbano silencioso capaz de realizar pequeños trayectos sin consumir ni una gota de combustible.

El XC90 cuenta con diferentes modos de conducción que nos permiten gestionar el reparto de potencia entre motores forzando el modo eléctrico, evitándolo, o permitiendo que su cerebro electrónico haga el trabajo por nosotros. También podemos conectar el modo 4x4 permanente para circular por lugares complicados.

Lo más destacado del Volvo posiblemente sea su exquisito diseño y terminación, además de las notables ayudas a la conducción que lo convierten en un vehículo semiautónomo en autopista y nos ayudan a evitar cualquier tipo de accidente. Como suele suceder en estos casos, su precio lo sitúa en cifras de tope de gama que muy pocos podrán desembolsar, por más atractivo y completo que nos parezca el coche.

Consigue el mejor precio para el Volvo XC90 T8 Twin Engine